jueves, 10 de septiembre de 2009

pueblos originarios

Esta región, antes de la llegada de los españoles, estaba habitada por los picunches, quienes ofrecieron una dura resistencia al imperio inca, el cual por evidencias habría llegado hasta el río Maule, encontrándose con la dura resistencia del pueblo mapuche, y en el que el frío hizo también imposible el avance.
El pueblo picunche recibió gran influencia de los diaguitas, ya que se ubicaron inmediatamente junto a ellos en los valles de la zona central. Fueron el primer pueblo en realizar el mestizaje con los españoles y fueron prácticamente la base de esta fusión. Se dedicaban principalmente a la agricultura del maíz, poroto, papa y teca.

La relación con el mundo español significó ser una población que rápidamente disminuyó, ya sea por la guerra como por las enfermedades que los españoles trajeron a América. Inmediatamente llegados los españoles, este territorio se transformó en el centro, no sólo geográfico, sino también administrativo de la naciente organización territorial que resultó ser lo que hoy conocemos como Chile. Los españoles llegaron para quedarse en el momento que se fundó la primera ciudad de nuestro país; Santiago de Nueva Extremadura fue fundada el 12 de febrero de 1541 y desde ella se realizaron las expediciones hacia el territorio. Pedro de Valdivia escogió un lugar estratégico para la fundación de Santiago, con buena protección y con elementos como el agua a mano, por ello el valle del río Mapocho, un clima agradable y un suelo fértil para iniciar la aventura de conquista y colonia de Chile.


A siete meses de su fundación, Santiago fue destruida por primera vez el 11 de septiembre de 1541, una sublevación de indígenas al mando de Michimalonco destruyó la joven ciudad. Producto de la tenacidad de los españoles y la consolidación del territorio, fundando nuevas ciudades y fuertes hacia el sur, se logró disponer de más tiempo y tranquilidad para mejorar las condiciones de vida en la ciudad de Santiago e ir potenciándola como el centro administrativo de la naciente gobernación, la cual se veía potenciada con la comunicación y conexión que tenía con el puerto de Valparaíso donde llegaban los refuerzos militares, provisiones y los productos necesarios desde el Perú para realizar y consolidar la vida en la ciudad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada